Mi experiencia con la copita menstrual y de qué me arrepiento

Mi copita Maggacup en su bolsita

En 2011, navegando por Internet conocí que existía la copita e hice un post en Facebook.
Para mi era algo totalmente novedoso y muy extraño. Los comentarios de mis amigos eran “A estos pibes les falta un gerente de marketing, COPAS MENSTRUALES es el nombre menos marketinero que escuche”… y una amiga mujer hasta dijo: “es una de las cosas mas feas e invasivas q vi en mi vida. Me pareció horrible y super extraño para el cuerpo de la mujer!”

Voy a reconocer que la primera vez que lo conocemos es algo tan extraño, que puede ser que despierte estas reacciones. Pasaron 8 años desde ese post y para mi ya es algo tan normal, que me choca mucho leer esos comentarios que sin saber nada dicen “yo lo veo y no me cierra por ningún lado, tener “contenido” ahí adentro por horas, te puede generar inflamación y etc, por ahí a alguien le parezca buena y ecológica al idea a mi me genera un poco de rechazo la forma de su uso”

Post en Facebook en 2011 con estos comentarios de todos muy sorprendidos

En ese momento no había una alternativa nacional y era muy cara comprarla importada. Pero en 2013, después de mi viaje a Israel, no aguanté más usar tampones y toallitas, y generar tanto residuo sabiendo que había una alternativa de la que se hablaban maravillas, y en cuanto me vino, fui urgente en bici a un local y me compré la Maggacup.

¡Ay! Si alguien me hubiera dicho…

¡De lo único que me arrepentí es de no haberme animado antes!

La mitad del mundo comparte la experiencia de menstruar y necesita una solución para “esos días”… la otra mitad convive o aprecia a alguna de nosotras, así que es un tema que nos convoca a todos.   Hoy somos un montón de mujeres que disfrutamos de la copita pero ¡todavía podemos ser muchas más!

Ahora bien ¿Qué es una copa menstrual?

La copita es de silicona quirúrgica, es reutilizable y dura al menos 5 años (tengo la mía hace más y sigue exactamente igual que al principio, así que no veo motivo para cambiarla). A simple vista parece que lleva tiempo entender cómo se usa la copa menstrual, pero es simple: se coloca en el canal vaginal igual que el tampón, con la diferencia que la copita no llega tan profundo. Cuando queda bien colocada, el borde de la copita hace vacío y en su interior contiene el sangrado hasta por 8 horas. No hay filtraciones y no se siente. Se puede usar para dormir, para nadar, pero eso sí, la copa menstrual no se puede usar al tener sexo.

Mi testimonio

No recuerdo que me haya costado demasiado ponerla ni sacarla, lo que más cuesta es relajarse pero después 0 inconvenientes. Leía testimonios que decían “es un camino de ida”, “no la cambio por nada” y la verdad, ahora me identifico completamente con eso.  Alguna vez que me agarró desprevenida necesite usar una toallita y la pasé mal.

Realmente es un antes y un después. Claro que mi motivación principal para pasarme a la copita fue por una cuestión #zerowaste para #reducir los residuos que genero. Pero hay una lista enorme de beneficios, además, es más económico (ese argumento sirve para todos) y ¡nos des-intoxicamos!

Los productos de higiene femenina comerciales, tienen algodón de cultivos que fueron tratados con agrotóxicos y estos químicos quedan, se encontró glifosato en el 90% de las toallitas y tampones.

Hay argumentos económicos, ecolgógicos y de salud para pasarse a la copita. Además hay una razón más abstracta que tiene que ver con nuestra forma de relacionarnos con la menstruación, con dejar de ocultarla y que sea un tabú, con animarnos a tocar más, a mirar más, a no esconderla o mirarla con rechazo.

Con la copita menstrual nos olvidamos de los olores. De verdad. El olor que sentimos con las toallitas no es nuestra sangre, es por la humedad, por la oxidación de la sangre al entrar en contacto con el oxígeno. Con la copita la sangre queda dentro nuestro hasta que la eliminamos.

Todos los argumentos y las explicaciones, así como todos los modelos que se pueden conseguir y comparar (porque por suerte ahora se consigue mucha más variedad que en 2011!) lo pueden chusmear en la web de https://www.copitamenstrual.com/ y siguiendolas en Instagram @vivalacopita

Pero… sé que hay un pequeño, mínimo porcentaje de mujeres que probaron la copita y no tienen la misma experiencia. A veces es una cuestión anatómica, no todos los cuerpos son iguales, y si la copita no es para vos no pasa nada .

Hay otras alternativas reutilizables que pueden probar en vez, o como complemento. Yo uso toallitas de tela (más bien son protectores diarios) y son perfectos para los días que no me baja mucho.  

¿Vos ya hiciste el cambio? Contanos si sos una más de las que AMAMOS la copita y también contanos SI NO tuviste una gran experiencia con ella…

Y sí todavía no te animas, ¡Hacé todas las preguntas y dudas que tengas!

10 Replies to “Mi experiencia con la copita menstrual y de qué me arrepiento

  1. Me alegra que te hayas sumado a las que opinamos “es un camino de ida!”
    Cómo facilitadora de copitas me gustaría hacer una pequeña corrección:
    Con la copa colocada no es recomendable tener relaciones sexuales por penetración vaginal. PERO PARA TODAS LAS OTRAS PRÁCTICAS SEXUALES ES COMODA Y CONVENIENTE.
    Yo tenía el mismo speach, hasta que me sentí ridícula diciéndoles a las usuarias lesbianas que no podían tener sexo con la copa… ¡¿?! Así que limpié mi discurso de venta de binarismo y les comento a todes que hay OTRAS prácticas sexuales muy recomendables para hacer con la copa colocada 😉 A EXPLORAR(-SE)!!!

  2. Acabo de tener mi primer período con copita, el primer día anduve con cara de haber sido estafada: tengo casi 30 años y no sabia q la menstruación NO TIENE OLOR, A NADA. “Vos sabías?? Ese olor no es nuestro!!” Le preguntaba a pareja q por supuesto sabe menos q nosotras mujeres. Estoy encantada de seguir conociéndome y ya no sentirme mal desechando tanta toallita descartable.

    1. ¡¡¡Tremendo momento de abrir los ojos!!! Es tal cual, nos hacían sentir mal y sucias, y no había nada malo ni sucio, ni oloroso! Bienvenida!!!!!

  3. Estoy locamente enamorada de la copita! Me arrepiento tanto de no haber empezado a usarla antes!!! !
    Nada de molestias, me puse un proyector la primera noche sólo por no saber si la había puesto bien.
    Nada de olor, nada de enchastres! Aprendí rápido y ningún “accidente” con sacarla.
    Me encanta estar más conectada con mí menstruación, no me molestaba antes y menos ahora que me doy cuenta que los olores son por la humedad y la oxidación del flujo cuando toma contacto con el exterior. Estoy fascinada y y tratando de convencer a ver a mis amigas para que la usen
    Pd: nunca me ha caído bien que nombremos a nuestro periodo como “indisposición” , no estamos rotas, es nuestro periodo menstrual y no tienen nada de malo, es bello sentirse más conectada con el mismo, espero ansiosa para saber sí disminuirán los días de flujo o hasta los dolores.
    ¿Han notado que le decimos “copita” y no “copa menstrual? Eso debe ser cuando ya estás fascinada con ella

    1. Hoy inicié con la copita, en principio súper bien, muy cómoda e higiénica. Pero al final del día me sentí un poco descompuesta y mucho dolor de cabeza, no se si será causada por la copa o pura coincidencia! Quisiera que me despejes esa duda porfa! Mil gracias!!

  4. Hola.
    También me parece genial la copa. MI problema es que SE PASA IGUAL EL SANGRADO! siento que está perfectamente colocada, genera ese vacío cuando tiro del cabito, no tengo inconveniente para colocarla, uso el talle más grande con sangrados normales, pero así y todo, el sangrado pasa igual!
    Agradecería saber si a otras les pasa, o por qué puede ser esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.