¿Qué es un ecoladrillo y una “botella de amor”? ¿Son iguales? ¿Hay uno mejor?

Ok. Los envoltorios de plástico flexible no son reciclables y eso es un problema, ya sabemos que tenemos que reducir su consumo lo más posible, pero todavía tenemos estos envoltorios dando vueltas. Hoy hay dos alternativas parecidas, que invitan a llenar botellas con estos envoltorios, pero para usos diferentes: los ecoladrillos para construcción y las “botellas de amor”.
Vamos a ver las diferencias y les cuento lo que para mi es mejor.

Conocí el “ecoladrillo” hace más de 10 años, fue la primera respuesta que supe para estos materiales. Surge en Guatemala y propone usar una botella llena de estos envases bien compactados, bien apretados para construír paredes. Cuando se llena, esa botellita inocente pasa a ser un arma, posta, es un “elemento contundente”. Ojo. Es muy dura, resistente y aislante (porque el plástico lo es).

Ecoladrillos / Botellas de amor: por fuera son muy parecidas, sólo cambia su contenido

Hay organizaciones que los recolectan y los usan para construir diferentes cosas que necesitan poblaciones en situación de vulnerabilidad social y pareciera una buena idea en principio.

Pero analizando con un poco más de profundidad, la verdad es que la utilidad de los ecoladrillos para construír es muy limitada.

No puede usarse en construcciones tradicionales, porque claramente no es un material aprobado y no lo es porque no hay manera de controlar lo que ponen las personas – hay quienes ponen pilas, o papeles o metales – ni qué tan compactado está, con lo que hacer pruebas de resistencia sobre un material que nunca va a ser igual, es imposible.

Además, el plástico es un material que al quemarse libera gases que son altamente tóxicos, por lo que no deberían usarse ecoladrillos para el interior ni en viviendas que puedan incendiarse (que son todas). O bueno, se puede hacer como dijo un funcionario ambiental del país. Rezar.

Otro tema además, es que no hay tanta información sobre a dónde llevarlos, y depende para qué construcción lo hacemos, pueden pedir botellas de 500ml o de 1lt o más grandes (como son “ladrillos” necesitan todos del mismo tamaño).

Así que los ecoladrillos, si bien siempre los seguí haciendo, me dejaron de parecer una buena solución ni una muy simpática. Pueden servir para alguna construcción en exterior, pero no va a ser una solución escalable a un problema que tiene un origen masivo.

¿Entonces qué se puede hacer con los paquetes de plástico flexibles?

El año pasado conocí Arqlite un emprendimiento argentino que tomaba los envoltorios de materiales mixtos que no se pueden reciclar y los trituran, los funden y los procesan para producir una especie de canto rodado plástico, que es un insumo que se puede usar para la construcción, mezclado con cemento, en reemplazo del canto rodado mineral.

Al ser un material industrial y homogeneo, se puede estudiar, se pueden hacer pruebas y se puede autorizar su uso oficial en gran escala. Eso es lo que hicieron. ¡Y está genial! Incluso se está vendiendo su producto como leca para drenaje para jardinería.

Leca plástica de Arqlite para jardinería

Como reincorporan el material de alguna forma en el circuito productivo, se acerca un poco más a la economía circular, y me gustó mucho más que los ecoladrillos, pero yo con mis residuos no podía participar de este tipo de “reciclado”.

Pero no son los únicos que utilizan este descarte como materia prima. También hay una empresa, Ewar Deck Systems, que encontró una forma de utilizar el descarte de plástico de silobolsas y lo mezcla con la fibra del descarte de cáscara de arroz, así genera un nuevo componente homogéneo y aprobado para fabricar ‘madera plástica’ para muebles y decks de exterior que no requiere mantenimiento.

Cuando los conocí les consulté si tenían algún centro de recepción para hacerles llegar los envoltorios post-consumo que tengo en casa, y no. Una industria necesita materia prima siempre, entonces trabajan con el residuo industrial, lo que se descarta en la fábrica y ni llega al mercado y con residuo post-consumo que obtienen del descarte de las cooperativas, pero no directo del usuario.

La buena noticia es que hay una fundación que está operando de intermediario entre el consumidor y la industria. Ellos promueven armar algo muy parecido al ecoladrillo, llenando botellas con envases de plástico flexibles. Se llama “llena una botella de amor”.

Con las chicas de la fundación y una muestra de la madera plástica que generan

La fundación está asociada a una empresa llamada Econciencia, que fabrica madera plástica a partir de estos plásticos que sí son post-consumo! La fundación se encarga de concientizar y educar a la población para que metan los envoltorios en la botella y se los hagan llegar. La empresa toma el contenido de la botella, que sirve sólo como contenedor para compactar más el material y facilitar el traslado, y al igual que con la leca, fabrican placas de lo que llaman “madera sintética”, que se usa para mobiliario y construcción.

El destino de los plásticos es un material aprobado y comercializable, por lo que es mucho mejor que un ecoladrillo y no hay que matarse averiguando dónde mandarlos, ellos reciben en su sede en Bernal y en su perfil de Instagram listan otros puntos de recolección.

¿Cómo armar una “botella de amor”?

Sólo van plásticos, pueden ser laminados, aluminizados, sachets, bolsas, paquetes de fideos, arroz etc. No es necesario limpiar cada paquete que se mete dentro, pero es mejor para convivir con la botella, enjuagar los sachet de leche o bolsas sucias, todo lo que pueda producir algún olor feo. No van pilas, ni papeles ni tickets, ni colillas de cigarrillo. Puede usarse cualquier botella, un bidón de 5lts también y no hace falta compactar TANTO, no es que tiene que ser un arma mortal, simplemente es para que sea más fácil transportar.

Aunque no me simpatiza el nombre y siento que en su comunicación falta un poco de mensaje a favor de la reducción (parece que cuanto más plástico usas mejor…) @llenaunabotelladeamor me parece la mejor dentro de las opciones que tenemos disponibles, superadora del ecoladrillo y definitivamente mejor que mandar los envoltorios al relleno sanitario.

21 Replies to “¿Qué es un ecoladrillo y una “botella de amor”? ¿Son iguales? ¿Hay uno mejor?

  1. Hola, muchas gracias por la nota.
    Soy de Brasil, en Argentina una amiga mía hace esto y me gustaría hacerlo acá también, “La botella del amor” pero no encuentro ningun lugar para llevarlas. Estoy en São Paulo, si sabés de alguna me encantaria!

    Muchas gracias y felicitaciones por el blog!

  2. Hola me encanto el blog, quisiera hacerte unas preguntas, me encantan los proyectos comunitarios, y de hecho estoy armando uno para poder trabajar en el barrio donde vivo, justamente con el tema del reciclado y mucho mas con el tema de ecoladrillos o botellas de amor, mi pregunta es la siguiente, si la idea es solo de trabajar la parte de reciclado, hay algun tipo de beneficio para la gente que lo hace al llevar la materia prima al punto de reciclado? lamentablemente siempre en todas estas cosas juega el interes de cada uno, no es lo mismo hacer un proyecto para juntar botellas y reciclarlas para regalarlas y ya… por ahi pienso que estaria bueno que en la comunidad quede algo de este esfuerzo, si no es en lo individual por ahi en la comunidad, pienso que estaria bueno hacer cestos de basura o juegos o embellecimiento de espacios urbanos.

    1. Hola Alan! Recién veo tu comentario. No estoy segura de entender la pregunta, pero en principio para el que participa llevando su ecobotella, no, no hay ningún beneficio, es voluntario y “por amor al reciclado”, de ahí el nombre “llená una botella de amor”, porque no hay una contraprestación económica, sólo satisfacción por darle un mejor destino que el relleno sanitario. Espero que te sirva!

  3. Según tengo entendido la empresa cada tantos kilos de plástico que le llevan ellos donan para determinado espacio de la comunidad juegos, bancos, etc. En el perfil de instagram aclara eso!

    1. Sí! Es una alianza entre la empresa y la Fundación! La empresa tiene otras fuentes de material, lógico, pero los que llegan a través de la fundación se convierten en este tipo de productos como decis!

  4. Hola. Quería saber en Buenos Aires argentina donde reciben las botellas de amor. Llevo un tiempo rellenándolas pero no se donde se llevan o si alguna fundación las recolecta

  5. Hola Dafna! Me encanta la idea de las botellas de amor. Soy docente de una materia que se llama Sistemas Ambientales y Sociedades en un colegio, y me encantaría que los estudiantes empiecen a realizar sus propias botellas (y una vez normalizado todo, enviarlas al destinatario). Lo que me pasó es que no encontré medio de contacto con la fundación (es como si no existiera). Tenés algún contacto o forma de que pueda coordinar con ellos la entrega a futuro? Gracias!!

  6. Hola, excelente blog, me ha gustado muchísimo!

    Creo que las Botellas de amor también son una excelente opción por la facilidad que se llena la botella y por el uso que le dan a esta, sin embargo, creo que dependiendo de las opciones de cada persona una u otra opción puede ser llevada a cabo. Estuve investigando y Botellas de amor no cuentan con varios centros de acopio, por lo cual, en mi ciudad no es factible llenar las botellas con este fin ya que no tendría como llevarlas, pero me encuentro con que el ecoladrillo sí tiene, por lo que cual me decidí a hacer uso de estas.

    Finalmente, creo que ambas tienen un buen fin y que su objetivo, es, a la larga, hacer uso de todo ese plástico que es tan tóxico para el planeta y realmente aplaudo el trabajo de todas las personas que hacen lo posible porque ambos proyectos logren llevarse a cabo y muchas gracias a ti por este blog donde nos regalas tanta información.

    1. Hola Pao, tenes mucha razón! Cada una tiene sus pro y sus contra! Lo mejor es reducir en la medida de lo posible para que esto sea sólo la última opción cuando no queda otra cosa que hacer 🙂 Gracias por tu comentario!

  7. Hola! Gracias por la info. tan detallada. ¿Qué se puede hacer con los paquetes de yerba o las tapitas de aluminio que vienen en los potes de dulce de leche o queso?

    1. Todo lo que es aluminio lo podes juntar en una lata de aluminio y mandarlo a reciclar 🙂
      Paquete de yerba que sea laminado podes preguntar si lo reciclan en tu ciudad, o ir a un ecoladrillo… y quizás cambiar la marca de yerba por una que sea solo papel? 🙂

  8. Creo que a lo que se refiere Alan Nuñez es que beneficio tiene la gente (desde nuestro lugar de ciudadanos concientes, hacer este tipo de acopio y separacion) ya que yo tambien averigue mucho al respecto y vi que esta empresa que esta situada en bernal vende articulos que fabrica con todo este material. y realmente es inalcanzable para muchos de nosotros, ya que no podemos comprar una compostadora y mucho menos hacer el piso para el deck. (vi que el link fue eliminado)
    Supongo que tendriamos que tener acciones de la empresa para obtener algun beneficio jaja
    pero bueno, siguiendo con el tema, deberemos conformarnos con solamente saber que estamos haciendo una gran obra de bien para el medio ambiente.

    1. jajaja claro… es una empresa, hace lo suyo, pero no, no socializa beneficios con los que aportan el material… tampoco es su única fuente de materia prima 🙂

  9. Muchas gracias por la información completa y clara! Hace tiempo q hago ecoladrillos, coincido en no perder la conciencia en cuanto al consumo y que es mejor obtener un producto más duradero y seguro en su función. No estoy al tanto de cuánto recurso requiere el proceso de fabricación, quizás ese sea el punto menos positivo, reciclar tiene su costo. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *