Tips para aprender a equilibrar el compost: la regla CHANTA

Cuando preguntan cómo hacer compost en casa siempre digo que es fácil, que no necesitamos mucho espacio, que si está bien equilibrado no tiene por qué dar olor… Pero la verdad es que aprender a equilibrar el compost para que no tenga olor quizás no es tan fácil. Por eso idee la regla CHANTA, para que dejemos de hacernos los chantas y aprendamos lo que necesitamos para compostar en equilibrio. Agarrá tus apuntes de química sin miedo porque vamos a repasar varios elementos de la tabla periódica 😉

Pero antes de seguir, lo más importante es entender que el trabajo del compost no lo hacemos nosotros. Lo hacen los descomponedores, los insectos, las bacterias, los hongos y los microorganismos que estan en el compost. Nuestro mínimo trabajo es garantizar que las condiciones ambientales en nuestra compostera sean favorables para que ellos vivan, se alimenten, se reproduzcan y por lo tanto, hagan bien la descomposición.

Si podemos entender qué necesitan y cómo mantener nuestra colonia de descomponedores felices, el compost no va a dar olor, no va a atraer otros bichos que no queremos, y en pocos meses vamos a tener un sustrato nutritivo para darle a nuestras plantas lo que necesitan.

Empecemos entonces a descomponer
C.H.A.N.T.A. (cuac!)

La C es de Carbono.

“Los marrones” aportan carbono

¿Química dijo alguien? A la química orgánica también la llaman química del carbono porque estudia la vida y el carbono es el elemento fundamental para la vida. Los descomponedores lo necesitan para vivir. Para aportarle carbono al compost, necesitamos agregarle “marrones”: hojas secas, papel, servilletas, cartón o tubos de cartón, maple de huevos, aserrín, restos de poda secos etc. Las hojas secas son ideales, y los papeles sin tinta preferibles, pero si no hay se puede usar papel de diario. Cuando falta carbono puede haber olores, porque en la descomposición se libera amoniaco.

La H es de Humedad.

Especialmente las lombrices necesitan agua

El agua es otro de los esenciales de la vida. Los descomponedores también necesitan agua, especialmente las lombrices necesitan un medio húmedo porque respiran por la piel. El compost no puede estar demasiado seco. Aportamos humedad con los mismos restos vegetales, y regando con agua cuando hace falta. Pero ojo, el compost tampoco puede estar inundado ni encharcado. El agua en todo caso tiene que drenar (en forma de lixiviados) y si hay un exceso de agua, va a empezar a haber olores porque va a faltar aire, que es casualmente la próxima letra.

Clave encontrar un punto medio, ni demasiado húmedo ni muy seco.

La A es de Aire.

Tirar cáscaras o ramas también ayuda a que se armen espacios físicos entre la materia orgánica y circule el aire


Ya vimos carbono, H2O y seguimos con la química, necesitamos oxigeno para el compost doméstico porque es un proceso aeróbico, necesita aire. Nunca va a ser “demasiado” aire, pero sí puede faltar, y de nuevo, cuando se desequilibra porque le falta algún elemento, va a tener olor. Por eso es super importante que haya drenaje abajo, que entre aire por los agujeros y que de vez en cuando revolvamos un poco el compost para airearlo.

La N es de Nitrogeno

“Los verdes” aportan nitrógeno

La fertilidad del humus la da el Nitrógeno, y es otro de los elementos que permiten la vida. Aportamos nitrógeno con los restos vegetales de fruta y verdura, diríamos “verdes” (aunque hay de todos colores). Pero el equilibrio adecuado entre Carbono y Nitrógeno es fundamental: Demasiado nitrógeno y vamos a tener olor. Muy poco nitrógeno y no va a haber actividad biológica. Para balancear si hay demasiado nitrógeno, simplemente aportamos más carbono (hojas secas etc).

La T es de Temperatura

Ya podemos cerrar la tabla periódica, pero todavía nos quedan las variables ambientales. Así como nosotros tendríamos hipotermia debajo de los 35°C y tenemos fiebre por arriba de los 37.5°C, los microorganismos y las lombrices también tienen un rango de temperaturas en los que viven bien, o se mueren. Para las lombrices, la temperatura ideal es entre 18°C a 25°C. Si en verano hace demasiado calor, probablemente no sobrevivan. Si vivimos en una zona que en invierno hace demasiado frío, el compost va a estar detenido por esos meses. Aunque no podemos controlar el clima (o sí… y ya lo estamos haciendo), podemos tomar recaudos para mantener la temperatura en un rango agradable para que la descomposición siga: ubicar la compostera en la sombra, taparla si le da el sol etc.

La otra A es de Acidez

Las lombrices especialmente, no pueden vivir en un medio demasiado ácido. Controlamos el pH para que no sea demasiado ácido, evitando tirar grandes cantidades de alimentos que pueden acidificar el compost: cítricos, tomate, café. No hay una regla para darse cuenta cuánto es demasiado, pero intentemos que sea una parte muy menor de la cantidad de orgánicos que aportamos. La cáscara de huevo puede aportar para alcalinizar, pero tarda muchísimo en descomponerse.

Ahí tenemos CHANTA: Carbono, Humedad, Aire, Nitrógeno, Temperatura, Acidez.
4 elementos químicos que hacen la base de la química orgánica (Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Nitrógeno) + 2 variables ambientales: Temperatura (calor) y Humedad (agua).

Un resumen de todas las variables que hacen a un compost exitoso

Nada puede salir demasiado mal, y si sale, porque puede fallar, hay que animarse a equivocarse, aprender y volver a intentarlo. Nadie es experto la primera vez que hace algo. Al fin y al cabo, ¡Somos principiantes, es lógico!

Para lo que sirve CHANTA es para entender que cualquier desequilibrio del compost es porque alguna de estas variables no está en su punto adecuado, sobra o falta. Todos los problemas tienen solución y las soluciones son siempre las mismas: hay que equilibrar CHAN, sumar hojas secas, Carbono; regar, Humedad; revolver para Airear, o alimentar con Nitrógeno.

15 Replies to “Tips para aprender a equilibrar el compost: la regla CHANTA

  1. Hola!
    Tengo algunos desechos en casa que no se que hacer con ellos!
    te cuento y me contas que puedo hacer:
    1. cenizas del asado del domingo.
    2. papel higienico (al tacho de basura o al inodoro?)
    3. la caca del perro.

    Tengo jardin, no muy grande pero vivo en una casa.
    Tenemos compostera en el suelo (jardin) pero ahi no tiro lo que acabo de mencionarte!

    Muchas gracias!
    espero tu contacto!
    Sabrina

    1. Cenizas un poco puede ir al compost. Sin grasa.
      Papel higienico depende si tenes red (inodoro) o pozo (tacho)
      La caca del perro podrías enterrarla pero en otro pozo. No se usa en el compost.

      Besos

  2. Hola!! lo que me pasa con el compost es que se me encharca…la tierra que esta abajo se vuelve como una masa y no deja correr bien el agua. Qué puedo hacer?

  3. Muchas gracias por toda esta información! Es muy valiosa! Tengo 3 pozos de compost. Fui armandolos en esta cuarentena. Los primeros meses no tuve ninguna señal de alarma pero últimamente he visto que hay olor (aunque no es olor a podrido) pero si fuerte y se acercan mosquitas. Creo ahora que falta CARBONO (últimamente no tengo tantas hojitas secas) y quizás estoy tirando demasiado NITRÓGENO (cáscaras de cítricos y café). Las mosquitas, como puedo equilibrar eso y que no hayan? Muchas gracias

    1. Hola Marina! Sí, puede ser que haya exceso de nitrogeno, pero en pozo es un poco diferente a compostar en contenedor… Que haya 0 mosquitas me parece un poco utópico, podemos quizás mantenerlas a raya y que no haya una invasión. Si tenés pozos, no sé cómo los manejas, pero necesitás una tapa quizás. Buscá “compost en pozo con tapa” que hay unos videos con unas cubiertas y tapas de madera… o sino tapar co tierra, ahí ya deberías dejar de tener mosquitas! Suerte!

  4. Los restos de comida procesada entiendo que no van a la compostera pero por ejemplo, los restos de una ensalada ya es un procesado? o sea, la comida con aceite, vinagre, aceto, cualquier otro condimento o adherezo, o que haya pasado por algún tipo de cocción? Estoy haciendo el curso online de compostaje y tal vez no llegué a este punto pero me surgió la duda! Gracias!!

    1. Hola Anita!
      Depende mucho la cantidad de aceite/vinagre que tengan… y un poco de la práctica del compostador y las condiciones del compost si es un contenedor cerrado, que requiere más cuidados “humanos”… esos restos si son vegetales son compostables, el tema es que la recomendación de que no sean volcados al compost, o que sean en menor medida, tiene que ver con los posibles problemas que podría traer, pero todo eso se puede compsotar. Principalmente tendría cuidado con cosas muy aceitosas. Un beso!

  5. Hola!! Le tiré un poco de insecticida (matacucarachas, específicamente) a los secos que tenía por encima del compost, y después los mezclé con la compostera… después me di cuenta de la tontería que había hecho y me quise morir. ¿Cuán desastroso crees que es? Gracias y besos!

    1. Hola! Perdón la demora en mi respuesta. ESpero que hayan sobrevivido los microorganismos, la verdad es una de las peores cosas que podemos hacer con la compostera porque el insecticida es un veneno contra los insectos y microorganismos que son los descomponedores que hacen al compost… ojalá se puedan regenerar! Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *