Regalos más responsables para educar niños más conscientes

ilustran este posteo mis peluches. No son de cuando era chica, los compré o me los regalaron “de grande”
“para mi niño interior” 😛

Es lindo regalar y recibir regalos, no hay nada que negar. Lo que sí podríamos hacer cuando nos preocupa consumir mejor, es qué elegimos regalar cuando nos toca o mejor dicho preguntarnos:

¿Siempre *hay que* regalar? 🤔

Personalmente no me gustan los regalos por obligación ni compromiso. Me gusta sentirlo y hacerlo sólo cuando me nace. A veces eso me genera algún que otro conflicto con otros miembros de la familia o amigos que no están tan de acuerdo, y piensan que los regalos (especialmente materiales) son necesarios.

Ayer fue el día del niño y si bien es tarde para las sugerencias previas, gracias a sus ideas podemos armar una guía para ocasiones futuras en las que querramos hacer un regalo a niñes.

Más que una lista de “regalos sustentables para niños”, o “ideas para regalar para el día del niño”, comparto criterios y recomendaciones para que después cada uno pueda adaptar a su caso, su lugar y particularidades:

  • Priorizar experiencias por sobre objetos y personalizado ¿Qué le gusta? ¿Qué disfruta? Elijamos una actividad especial o una salida diferente; hacer cosas juntos y pasar tiempo juntos… lo que más atesoramos son los recuerdos ¡Creemos recuerdos memorables!
  • Si vamos a elegir un objeto, antes de comprar nada nuevo, pensemos:
  • ¿Puedo hacer algo yo? Cosiendo, tejiendo, armando, construyendo… Además de demostrar nuestras habilidades manuales, ese regalo tendrá el doble valor de haber sido hecho con mucho amor (quizás incluso reutilizando cosas)
  • ¿Puedo comprarlo usado? Es muy común que los chicos jueguen poco con algunos juguetes y se pueden conseguir juguetes usados, que están como nuevos, quizás sólo necesitan una limpieza. Así extendemos la vida de estos juguetes! (además, los juguetes van a estar felices, ToyStory ya nos contó cómo se ponen cuando nadie juega con ellos).
  • En la misma lógica, si tenemos juguetes que ya no se usan, lo mejor es circularlos y que lleguen a otras manos, ya sea que los donamos o los vendemos.

Y algunas consideraciones a la hora de buscar un juguete, ya sea usado o nuevo:

  • Evitar los juguetes electrónicos que tienen luces y hacen ruido. Esto significa que van a llevar pilas o baterías, es un residuo especial que es mejor evitar. Si fuera algo muy importante (un instrumento o algún juego educativo) procuremos que sea con pilas/baterias recargables.
  • Elijamos materiales nobles y naturales, como madera y telas, que son cálidos y suaves al tacto, y además de ser materiales renovables, no se comparan con el plástico frío.
  • Evitemos en lo posible el plástico barato de mala calidad. Será barato pero se va a romper rápido, la vida del juguete va a ser muy corta y rápidamente se va a transformar en basura. Los juguetes de plástico más caros, como un LEGO generalmente también tienen tratamientos que los hace más duraderos y pueden pasar por varios niños estimulando su ingenio.
  • Los libros son siempre muy bienvenidos, un plus que sean usados y de temática ambientalista para que conozcan a los animales y al Planeta, je.
  • Rompecabezas y juegos de mesa de ingenio, que son mayormente de papel y cartón, también son una elección segura.

Si queremos, está bueno comentar estos criterios con la familia extendida, para no recibir regalos que no queremos y de paso contagiar un poco la consciencia.

¿Habías pensado en estas cosas antes de hacer un regalo? ¿Qué otros criterios de #consumoResponsable sumarían para tener en cuenta a la hora de hacer regalos para chicos? ¿Qué regalaron últimamente?

One Reply to “Regalos más responsables para educar niños más conscientes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *