¿Cómo puedo reducir la huella de carbono si necesito viajar en avión?

¡Qué lindo que es viajar! Pero AUCH volar en avión es de las actividades que más huella de carbono genera por la enorme cantidad de combustible que requiere. La industria de la aviación sola produce el 2.4% de las emisiones globales de CO2. ¡Eso es más que todas las emisiones de la Argentina (menos del 1%)!

Estando en #EmergenciaClimatica necesitamos #REDUCIR urgente las emisiones. Por eso viajar menos en avión es una de las cosas más efectivas que podemos hacer.

Pero no todos podemos hacer como Greta, ni tenemos el tiempo ni el dinero para viajar en veleros solares, y algunas veces el avión es la única forma de llegar a destino, como me pasó para llegar a China, a más de 20.000km de distancia. En este caso, UNLEASH sacó los pasajes y viajé en un largo vuelo de +32hs con la aerolínea Emirates.

Si no hay alternativas factibles para viajar por tierra o agua, hay algunas cositas que podemos tener en cuenta para reducir la huella de nuestro vuelo:

  1. Los aviones gastan mucho más combustible en el despegue y el aterrizaje que cuando están en velocidad crucero. Así que prefiramos vuelos directos o con la menor cantidad de escalas.
  2. A mayor peso, mayor gasto de combustible. Por eso cuanto más liviano viajemos mejor; sin o con poco equipaje despachado.
  3. Las aerolíneas low-cost son las que tienen menor huella. Aunque…
  4. Las aerolíneas más premium, como Emirates, tienen aviones más modernos y eco-eficientes en el uso de combustible, y muchas ya están comenzando a preferir biocombustibles de fuentes renovables y a compensar ellas mismas la huella de sus operaciones.
  5. Viajar en clase turista -además de ser la única opción de la mayoría- también implica menos emisiones.

Hasta ahí algunas decisiones ‘eco-inteligentes’ que podemos tomar nosotros como pasajeros.

Algo que es bueno saber, es que las aerolíneas también se esfuerzan por reducir su gasto en combustible (claro que porque es un importante gasto económico). Como viajé con Emirates, averigué algunas de las cosas que hacen en su gestión ambiental y me sorprendí con cuantos detalles evalúan para reducir las emisiones: desde la planificación minuciosa de cada ruta, hasta mantener la limpieza del motor y del exterior por ejemplo, para que sea más eficiente y mejore su aerodinamia (y hacen limpieza en seco, ahorrando millones de litros de agua).

Pero a pesar de todos los cuidados que podamos tener, la realidad es que con un sólo viaje transatlántico ya estamos emitiendo lo mismo que si usaramos el auto todos los días durante un año. ¿Entonces? Bueno, en ese caso nos queda compensar. En el próximo post les cuento qué es y cómo se compensa la huella de carbono de un viaje de avión.

¿Averiguaste qué hacen las aerolineas con las que viajas para reducir sus emisiones y su impacto ambiental? ¿Pensaste estas cosas antes de sacar un pasaje o subir al avión?

One Reply to “¿Cómo puedo reducir la huella de carbono si necesito viajar en avión?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.