¿Qué hago con el compost maduro si no tengo plantas?

Uhm, pero… Si no tengo huerta / plantas ¿Para qué voy a compostar? ¿Qué hago con el compost?

Más que un mito es una duda o excusa, que aunque pueda parecer un poco tonta, además de ser más común de lo que pensamos, toca un tema interesante: No todos compostamos por las mismas razones.

¿Para qué compostamos?

Muchas personas llegan primero a la huerta o la jardinería y después llegan al compost como un complemento natural de este hábito de cultivo. Su objetivo es compostar para obtener ese hermoso sustrato fértil para abonar sus plantas. Quizás este sea tu caso, y claro que nunca te hubieras hecho esa pregunta ¿¡A quién se le ocurre!?

Pero estamos también “los otros”, como es mi caso, que llegamos al compost como una solución para reducir nuestra huella ambiental, porque entendemos el grave problema de la basura, y además de reciclar, queremos evitar que nuestros residuos orgánicos sean parte responsables del calentamiento global. Nuestro objetivo principal al compostar pasa por reducir 50% nuestra basura y no tanto por lo que vamos a obtener (es un beneficio colateral para muchos), entonces puede pasar que si tenemos pocas o ninguna planta que abonar, “nos sobra compost”.

No saber qué hacer con el producto del compostaje es una inquietud válida, pero no tener plantas o una huerta para abonar -todavía-, no debería ser una excusa que nos frene a compostar.

Algunas ideas para usar tu compost si no tenés plantas propias

  • Regalá compost a tu famlia, amigues o vecines: seguro tenés una tía o una amiga que sí es loquita de las plantas y/o la huerta ¡Te va a agradecer un montón!
@candebulacios guardó las bolsas de alimento para perro y las aprovechó para regalar compost.
Si vivis en Puerto Madryn seguí sus recomendaciones en @madryncircular

Si no conoces a NADIE que pueda querer sustrato fértil…

  • Aboná los árboles de tu cuadra / barrio / parque: un lindo día salís con una bolsita con tu compost maduro (o casi maduro) y lo volcas con amor sobre un cantero del barrio a modo de cobertura, o si tenés ganas, llevás un rastrillo para mezclarlo un poco con la tierra -también con amor-.
Iz: Un árbol de mi vereda con algo de compost maduro, notese la diferencia de color vs. la tierra apelmazada y sin nutrientes
Der: foto de una seguidora orgullosa, abonando un arbolito de la cuadra

Si no conoces a NADIE y tampoco tenés árboles cerca (?) entonces, esta otra opción la cree para vos:

  • Ofrecé tu compost en el grupo de Facebook GRATICOMPOST Y LOMBRICES: además de encontrar gente que pueda necesitarlo para sus plantas, el compost maduro tiene muchas bacterias y microorganismos descomponedores que son fundamentales para empezar un nuevo compost de 0, se necesita un puñado de compost como activador, así que el compost maduro es muy bienvenido para iniciar a otros en este mágico mundo del compostaje. Si necesitás compost y/o lombrices, también podes pedir! (por ahora sólo hay en Buenos Aires, pero podes iniciar uno en tu ciudad)
Algunos pedidos y ofrecimientos de compost en el grupo de Facebook

Con este 4to post de la serie MITOS Y MIEDOS de #CompostandoLLDT, eliminamos una excusa más, y todas las otras excusas y dudas las vamos a resolver este sábado en el Taller para Compostar Sin Excusas ¡El último del año! 2hs de taller en vivo (que queda grabado) en el que explico todo, paso a paso desde 0: ¿Por qué es importante compostar? ¿Cómo empezar? ¿Cómo tiene que ser una compostera? ¿Cómo mantener el equilibrio para que no haya olor? ¿Cómo controlar los bichitos? Toda la info del taller en este link. ¡Quedan pocos cupos!

Estas 3 que compartí son mis ideas y soluciones para resolver este “temita” que detiene a algunos (o eso dicen)… ¿Vos tenías esta duda? ¿Entregaste tu compost a otros o a un arbolito del barrio? ¿Qué otras alternativas se te ocurren? Comentá abajo así nos inspiramos entre todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *